PAZ: UN REGALO DE DIOS | World Challenge

PAZ: UN REGALO DE DIOS

David Wilkerson
January 11, 2017

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” (Philippians 4:6-7).

Cuando volví a leer este pasaje recientemente, fui sorprendido por algo que no había visto antes. Pablo nos está enseñando a dejar de preocuparnos e ir a Dios en oración y súplica; y luego debemos darle gracias por la respuesta. Pero Pablo no dice nada acerca de recibir liberación, una palabra de dirección, milagros o sanidad. En lugar de eso, dice que recibimos un regalo. . . la paz de Dios.

Dios responde a todas nuestras peticiones y súplicas con el don de su paz: "La paz de Dios guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos". En otras palabras, ¡la primera respuesta de Dios a nuestras oraciones y al clamor de nuestro corazón es Su paz!

Todas las personas que oran tienen una cosa en común: No importa lo mal que nos sintamos al entrar en nuestro aposento secreto de oración, salimos llenos de su paz. Dios se ha limitado a su propio gobierno y es conocido como la providencia de Dios. Él hace cosas aquí y allá, preparando los corazones de las personas y disponiendo acontecimientos, pero hasta el momento en que su providencia obre la respuesta a nuestra oración, nos dice: “No voy a darte lo que crees que necesitas, pero lo que que necesitas: Paz en tus pensamientos y en tu corazón".

Muchos de nosotros luchamos con el Señor en oración. Presentamos nuestras peticiones con muchas lágrimas; tocamos las puertas del cielo y reclamamos cada promesa. Pero a medida que pasan los días, las semanas y los meses, empezamos a preguntarnos: "¿Por qué no me oyes, Señor? ¿Qué está bloqueando mi oración? ¿Qué he hecho para contristarte o disgustarte?

El hecho es que Dios ya nos ha dicho: "¡Aquí! Aquí está Mi paz y sobrepasa todo entendimiento. Tómala y deja que gobierne tu corazón mientras yo hago que todas las cosas te ayuden a bien. "

Download PDF