¿Quieres Conocer la Voluntad de Dios? | World Challenge

¿Quieres Conocer la Voluntad de Dios?

Jim CymbalaDecember 5, 2020

Cuando miramos el panorama cristiano de hoy, vemos muchas iglesias que están haciendo grandes cosas para Dios: la gente encuentra a Cristo y es bautizada, las reuniones de oración están trayendo las bendiciones de Dios y un espíritu de amor impregna la atmósfera. El Espíritu de Cristo está en esas iglesias y la emoción está en el aire.

Pero también podemos ver algunas iglesias que probablemente le dan un mal nombre a Jesucristo. Son tibios y deshonran al Señor por sus acciones y actitudes. Las señales inevitables de que el Espíritu de Dios está en control, están ausentes; de hecho, un escalofrío espiritual mortal llena el aire.

El apóstol Pablo le dijo a la iglesia en Éfeso: “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu” (Efesios 5:18). Si todos los cristianos ya estaban llenos del Espíritu en todo momento, ¿por qué haría Pablo este fuerte mandato? En sólo unos pocos versículos antes de esto, Pablo dijo: “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor” (5:15-17). Parece que Pablo estaba diciendo que debemos seguir siendo controlados por el Espíritu si queremos vivir sabiamente, comprender la voluntad del Señor para nuestras vidas y aprovechar al máximo cada oportunidad. Si no somos controlados por el Espíritu, nos perderemos de ser lo que Dios quiere que seamos.

Entonces, esta es la pregunta: Si la Biblia deja en claro que ser controlados por el Espíritu es tan vital, ¿qué impide que muchos de nosotros nos entreguemos por completo al Espíritu Santo? Algunos de nosotros tenemos miedo de abrirnos al Espíritu Santo porque preferimos mantener el control. Eso es comprensible. Nos preocupa la autopreservación, por lo que ceder el control puede dar miedo.

La ironía de una vida llena del Espíritu es que tenemos que renunciar al poder para obtener un poder mayor. ¿Cuántas veces en tu caminar cristiano has llegado a un lugar donde luchaste por hacer algo, así que te esforzaste más? Pero el cristianismo no es una religión de esfuerzo propio, sino una religión de poder: la capacidad y el poder del Espíritu.

“Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filipenses 2:13).

Jim Cymbala comenzó la iglesia Brooklyn Tabernacle con menos de veinte miembros en un pequeño y deteriorado edificio en una parte difícil de la ciudad. Nacido en Brooklyn, es un viejo amigo de David y Gary Wilkerson.

Download PDF