Amando a Otros a Pesar de Sus Pecados | World Challenge

Amando a Otros a Pesar de Sus Pecados

David Wilkerson (1931-2011)May 8, 2020

Una de las marcas supremas de un creyente maduro es el amor por toda la humanidad perdida. Tal cristiano muestra amor por igual para judíos y palestinos, para bosnios y serbios, para todos.

Sólo un creyente adulto y maduro puede aceptar estas palabras de Jesús: “Ama a tus enemigos. Ora por los que te persiguen y te usan con rencor. Si tu enemigo tiene hambre, aliméntalo”. Te pregunto: ¿te imaginas pasar un mes en un hospital de campo palestino, cuidando y alimentando a soldados que quieren destruir a Israel? ¿Puedes mantener tus prejuicios bajo control mientras lees informes de noticias inflamatorias en los próximos días? ¿Tendrás el mismo espíritu que estaba en Cristo, quien dijo, cuando fue crucificado: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”?

Si quieres andar como Jesús anduvo, no puedes permitir que tus pasiones humanas se inflamen por los titulares. ¡Cristo murió por cada alma perdida en esta tierra! En este momento, nuestras cárceles están llenas de convictos que se han convertido en testigos poderosos del amor salvador de Jesús, todo porque alguien los amó a pesar de sus pecados.

¿Estás amando a los demás a pesar de cómo pueden haberte lastimado, a alguien que te importa o simplemente porque pueden ser diferentes a ti? Hay pocas cosas que te hacen más como Cristo que cuando amas sacrificialmente a alguien, especialmente a alguien que no está en tu círculo o que es fácil de llevar.

Puedes saber que estás creciendo en gracia si puedes orar por aquellos a quienes el mundo aborrece. Al escuchar que suceden cosas terribles, debemos enfrentarnos a todos los prejuicios que surgen en nosotros y declarar: “Tomo la autoridad de Cristo sobre esto. Amaré a la humanidad como lo hizo mi Señor”.

Download PDF