Brillando con Fuerza en Medio de Nuestras Pruebas | World Challenge

Brillando con Fuerza en Medio de Nuestras Pruebas

David Wilkerson (1931-2011)July 25, 2019

“Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría” (Salmos 100:1).

“Mas los justos se alegrarán; se gozarán delante de Dios, y saltarán de alegría” (Salmos 68:3).

“Alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre” (Salmos 5:11).

Dios se toma en serio el hecho de querer que sus hijos lo sirvan con gozo y alegría, lo cual es el resultado de una gran verdad fundamental: ¡estamos bajo sus alas protectoras! Él no quiere que seamos derrotados y abatidos, viviendo como lo hacen los incrédulos.

La Biblia abunda en las gloriosas historias de quienes mantuvieron el gozo a través de sus pruebas, incluso cuando todos los demás se habían rendido. En una ocasión, todo Israel murmuró y se quejó, excepto por dos hombres de Dios, Josué y Caleb. Ellos nunca dudaron en su fe y gozo, a pesar de que todos los que los rodeaban se habían entregado a la desesperación y la derrota (ver Números 13).

En otra ocasión, tres jóvenes hebreos, Sadrac, Mesac y Abed-nego, saltaron de gozo al declarar: “Nosotros serviremos a nuestro Dios con confianza y alegría”. Ellos se regocijaron en el Señor, inconmovibles en su fe, mientras eran milagrosamente librados. del horno ardiente (ver Daniel 3).

El apóstol Pablo dijo: “Sobreabundo de gozo en todas nuestras [mis] tribulaciones” (2 Corintios 7:4). La confianza total en el Señor produce gozo. Incluso hoy, el Señor tiene un pueblo que no se doblará. Ellos levantan sus cabezas a través de todas sus pruebas y se glorían en el Señor. Ellos brillan como hermosos ejemplos de cómo el gozo del Señor es posible en cualquier prueba.

¡Si tu corazón está bien con Dios, tienes todo el derecho a regocijarte y alegrarte! Una y otra vez, Dios deja claro que él anhela que sus hijos disfruten de él. Recuerda: “El gozo de Jehová es vuestra fortaleza” (Nehemías 8:10).

Download PDF