DIOS NUNCA LE FALLÓ A SU PUEBLO | World Challenge

DIOS NUNCA LE FALLÓ A SU PUEBLO

Carter ConlonMay 26, 2018

Según el libro de Hebreos, cada uno de nosotros debería traer “a la memoria los días pasados, en los cuales, después de haber sido iluminados, sostuvisteis gran combate de padecimientos” (Hebreos 10:32). Recuérdate a ti mismo cuán fiel ha sido Dios, cómo te ha traído a través de todas tus luchas y pruebas pasadas. Cuando viniste por primera vez a Cristo, tal vez toda tu familia pensó que estabas loco; tus antiguos amigos ya no querían pasar tiempo contigo. La gente te acusaba en el trabajo simplemente porque elegías hacer lo correcto. Y ahora, una vez más, te enfrentas acusación por todos lados. Es por eso que es importante recordar cómo Dios se mostró fuerte y te hizo vencer en el pasado. Él no te falló, ¿verdad? Tampoco te fallará en los días venideros.

El escritor de Hebreos dice: “Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo” (Hebreos 10:34). Muchos de estos creyentes aún no habían sufrido personalmente, pero estaban muy conscientes de que otros, quienes les habían precedido, habían sufrido. Cuando dice que “soportaron el despojo de sus bienes”, significa que estaban despojándose de sus propios planes y sueños, todas sus ideas sobre cómo deberían desarrollarse sus vidas. En cambio, estaban dispuestos a abrazar el plan de Dios para sus vidas, sabiendo que esto probablemente implicaría una medida de sufrimiento.

El versículo continúa diciendo: “sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos” (10:34). Esta es esencialmente otra forma de estar preparados para un momento de sufrimiento. No importa lo que tengamos que pasar, valdrá la pena al final. Recuerda, estamos luchando por algo eterno, no sólo por nosotros mismos, sino por otros. Estamos peleando para que tengamos algo que dejar a la generación venidera. 

Carter Conlon se unió al equipo pastoral de la Iglesia Times Square en 1994, por invitación del pastor fundador David Wilkerson, y fue nombrado para el cargo de Pastor Principal en 2001.

Download PDF