Inspirados a Orar Con Fervor | World Challenge

Inspirados a Orar Con Fervor

Jim CymbalaOctober 26, 2019

Aunque es crucial comprender los principios que rigen la oración, la comprensión por sí sola no te llevará a una gran victoria. De hecho, la falta de oración a menudo coexiste con un amplio conocimiento de la Biblia. Sólo el Espíritu Santo puede inspirarnos a orar de manera efectiva y él usa varios medios para lograr este propósito.

La oración seria nace de un sentido de necesidad, de un conocimiento de que debemos pedirle a Dios que intervenga. La historia de Ana en la Biblia sirve como motivación para nuestra vida de oración. Ella podría llamarse la “Primera Dama de Oración” porque es la primera mujer cuya petición está registrada en las Escrituras.

Ana compartió a su esposo, Elcana, con su segunda esposa, una mujer desagradable llamada Penina. La incapacidad de Ana para tener hijos la convirtió en el peor objeto de las burlas de Penina (ver 1 Samuel 1:3-7). Constantemente atormentada, sin descendencia propia, llorando e incapaz de comer, Ana parecía sumida en una situación desesperada. En medio de su dolor, ella no sabía que Dios estaba a punto de elegirla, entre todas las mujeres de Israel, para tener un hijo, Samuel, que se convertiría en profeta y haría volver a su pueblo rebelde a sí mismo. Entonces ella lloró delante de Dios y oró: “Jehová de los ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva, y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días de su vida” (1 Samuel 1:11).

Esta oración, una de las más grandes de la Biblia, no sólo cambió la vida de Ana, sino que también alteró la historia de Israel. Dios a menudo desarrolla sus planes a través de seres humanos que sienten una obligación debido a su necesidad de orar. Increíblemente, tenemos el mismo potencial en la oración que el que tuvo Ana. Nuestro “punto de quiebre” puede conducir a una victoria, si nos estimula a invocar a Dios. Ana pidió un hijo, pero Dios le dio mucho más.

No esperes ni un minuto más para recibir lo que necesitas de Dios. Deja que este sea tu día para levantarte y habla con el Padre desde tu corazón y experimenta victoria en la oración a partir de tu respuesta a Dios.

Jim Cymbala comenzó la iglesia Tabernáculo de Brooklyn, con menos de veinte miembros en un pequeño y deteriorado edificio en una parte difícil de la ciudad. Nacido en Brooklyn, es un viejo amigo de David y Gary Wilkerson.

Download PDF