Libres de Nuestro Egoísmo | World Challenge

Libres de Nuestro Egoísmo

Gary WilkersonJanuary 11, 2021

Si fuéramos a convertirnos más en “quienes realmente somos”, nos volveríamos más malvados y llenos de contención unos con otros. Si no fuera por la gracia extendida de Dios, nuestro mundo se derrumbaría.

A menudo encontramos pobreza relacional incluso en la iglesia, no sólo en el mundo. Vemos en nuestras propias vidas un severo egoísmo que está impulsando nuestras ambiciones y dirección en la vida. Encontramos falta de oración y falta de adoración. No podemos aceptar la victoria completa y la vida de las noticias del evangelio a menos que entendamos cuán caída es nuestra naturaleza y cuán lejos estamos de Dios.

En Filipenses, Pablo nos da buenas noticias que contrarrestan esta pobreza relacional y egoísmo en nuestras vidas. Incrustado en este texto hay una promesa que cambiará el mundo.

“Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos! Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:4-8)

El Señor está cerca. La paz de Dios protegerá nuestro corazón y nuestra mente. Sin el conocimiento de nuestra propia pecaminosidad profunda y luego esta promesa, no podemos conocer el gozo de las buenas nuevas de la venida de Cristo, viviendo una vida perfecta, su muerte, su resurrección y la imputación de su justicia a nosotros.

Download PDF