MÁS FUERTES EN JESÚS | World Challenge

MÁS FUERTES EN JESÚS

David Wilkerson (1931-2011)
March 6, 2018

A medida que los hijos de Dios se ocupan de sus rutinas diarias, avanzan en su caminar con Jesús, de pronto pueden ser golpeados por una tormenta, una ola de problemas que golpea por todos lados. En el Salmo 107:23-26, leemos sobre “los que descienden al mar en naves” y son sacudidos por vientos tormentosos. Los marineros en este relato estaban tan asustados que casi se desmayan (versículo 26).

Ahora bien, estos hombres simplemente se ocupaban de sus asuntos cuando llegó la tormenta. Debemos notar que Dios mismo inició la tormenta: “Porque habló, e hizo levantar un viento tempestuoso” (versículo 25). Dios llevó a los marineros al lugar donde estaban y levantó las olas. ¡Todo fue obra suya!

Los cristianos tienen una tendencia a culpar al diablo o algún pecado en particular por sus desafíos; de hecho, es difícil para ellos darse cuenta de que Dios los ha llevado a un lugar de lucha. Pero nuestra fe puede ser grandemente alentada siempre que comprendamos que, si bien todas las tormentas de la vida han sido ordenadas por Dios para los justos, él tiene un propósito en todas ellas. “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría” (1 Pedro 4:12-13).

Dios no está sorprendido por tu terrible experiencia. De hecho, está sucediendo porque él quiere producir algo en tu corazón; y quiere revelarte su gloria.

¿Cuándo se detuvo la tormenta para los marineros en el Salmo 107? ¿Cuándo los trajo Dios a su refugio deseado? Según el salmista, fue cuando abandonaron toda esperanza humana y clamaron al Señor por ayuda.

Él quiere que salgas de tus pruebas con mayor fuerza en carácter, mayor fuerza en fe, mayor fuerza en Jesús. ¡Porque él te ama!

Download PDF