Ministerio a Tiempo Completo para con Jesús | World Challenge

Ministerio a Tiempo Completo para con Jesús

David Wilkerson (1931-2011)June 25, 2020

Dios desea que todo creyente participe en el ministerio a tiempo completo; pero, ¿qué es el ministerio a tiempo completo? No significa simplemente pastorear una iglesia, viajar como evangelista o ir a un país extranjero como misionero. Las Escrituras dicen que todos somos llamados sacerdotes para e, Señor; a los ojos del Señor, el ministerio a tiempo completo es ministrarle a él.

No necesitarás aplausos humanos, un plan, una tarea o participación en un gran trabajo. El único ministerio que satisface tu alma es tu oración y adoración al Señor porque sabes que todo ministerio fluye del ministerio al Salvador. Cuando te has entregado por completo a una sola cosa, ministrar al Señor, entonces estás listo para lo que Dios ve como un ministerio a tiempo completo.

En los días que vienen, los creyentes pasivos y tibios experimentarán un adormecimiento en su conciencia. Esto no será un endurecimiento contra Dios; tendrán una forma de piedad y creerán que están a salvo, pero llegará el momento en que no sentirán nada. Y, a su vez, no tendrán miedo, conmoción ni preocupación por la eternidad. Dejarán de crecer en Cristo y se convertirán en blancos fáciles para Satanás.

Pablo describe lo que les sucede a aquellos que se rehúsan a crecer en Cristo: “Teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza” (Efesios 4:18-19). En resumen, esas personas se vuelven casuales sobre las cosas de Dios e ignoran todas los llamados a despertar y buscarlo.

Insto a todos los jóvenes creyentes: si te has vuelto tibio y apático hacia Jesús, ¡despierta! No dejes que el fuego del Espíritu Santo se apague en tu vida. Busca al Señor y conviértete en un ministro a tiempo completo para él, buscádolo con todo tu corazón. Al hacerlo, tendrás el poder de Cristo para enfrentar los días venideros con confianza y paz.

Download PDF