Devocionales en Español | Page 177 | World Challenge

Devocionales en Español

PODER DE RESURRECCIÓN ACTUAL Y PRESENTE

David WilkersonJanuary 22, 2015

El que vence la muerte tiene todo el poder y no hubo una evidencia más grande del poder de Cristo sobre la Tierra que aquéllos que fueron resucitados de entre los muertos. “Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida” (Juan 5:21). Claramente, Jesús declaró tener poder sobre la muerte. Inclusive, Él dijo de sí mismo: “Yo soy la resurrección y la vida” (Juan 11:25), ¡y Él lo demostró!

¿Creemos verdaderamente en las palabras de Jesús? Él dice: “De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán. Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo” (Juan 5:25-26).

Jesús no se está refiriendo tan sólo a la resurrección final; Él está describiendo Su poder actual para levantar todo lo que esté muerto. Su poder actual para inundarnos de Su vida. Como puedes ver, todos tenemos un cementerio secreto en nuestras vidas, algo o alguien en lo que nos dimos por vencidos hace mucho tiempo. ¡Lo enterramos y escribimos en la lápida, su fecha de defunción!

Una persona muy cercana a nosotros nos contaba acerca de la graduación de su hijo. Junto con todos los familiares que irían, su ex esposo (que la había dejado años atrás por otra mujer) estaría presente. El matrimonio en sí estaba más allá de una resurrección, ya que el hombre tenía ahora otra esposa. Pero Dios hizo que nuestro amigo regresara al lugar de la sepultura de dicho matrimonio y orara por su salvación ¡y por la salvación de su esposa! Esta mujer no tiró la toalla con los muertos espirituales.

A otra querida hermana en Cristo, su esposo la abandonó años atrás. Hoy, el hombre está perdido en profundo pecado. Donde antes había un matrimonio bueno, ahora hay una lápida. Ella también tuvo que aprender que Jesús nunca se rinde ante lo muerto. No es que ella quiera de vuelta al hombre (de hecho, lo más probable es que nunca regrese), más bien, ella quiere que él resucite de la muerte del pecado. Ella no se rendirá ante la muerte ¡porque servimos a un Dios que tiene el poder de resurrección actual y presente!
 

Download PDF

LA GRANDEZA PRESENTE DE CRISTO

David WilkersonJanuary 21, 2015

“No ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales” (Efesios 1:16-20).

La oración de Pablo por la Iglesia era simplemente esta: “Que Dios les revele no sólo la grandeza pasada sino la grandeza presente de Cristo”.

La Iglesia tiene gran respeto por el Cristo que anduvo sobre la Tierra, el Jesús galileo, el maestro y hacedor de milagros, el hijo de María. Nunca nos cansamos de escuchar y contar los relatos de la grandeza de Jesús de Nazaret; de cómo echó fuera demonios, venció toda tentación, abrió los ojos de los ciegos, abrió los oídos de los sordos, hizo caminar a los paralíticos, restauró manos secas, sanó leprosos, cambió el agua en vino, alimentó a las multitudes con unos cuantos panes y peces ¡y resucitó a los muertos!

Sin embargo, en algún punto de la historia, ¡ponemos límites a este Salvador grande, poderoso y hacedor de milagros! Hemos desarrollado una teología que Le hace a Él, Señor sobre todo lo espiritual pero no sobre lo natural. Por ejemplo, creemos que Él puede perdonar nuestros pecados, calmar nuestro nerviosismo, quitar nuestra culpa, darnos paz y gozo, ofrecernos vida eterna: todo esto en un mundo invisible, un mundo que no se ve. Pero no muchos de nosotros Le conocemos como Dios de lo natural, Dios de los asuntos de cada día: Dios de nuestros hijos, de nuestros trabajos, de nuestras cuentas, de nuestros hogares y de nuestros matrimonios.

Pablo dice que necesitamos una revelación del poder que Cristo tuvo desde el momento en que resucitó de los muertos. Inclusive ahora, Jesús está sentado a la diestra de Dios, poseyendo todo el poder en el Cielo y en la Tierra: “Sometió todas las cosas bajo sus pies” (Efesios 1:22).

Download PDF

DIOS TIENE EL CONTROL

David WilkersonJanuary 20, 2015

“Ninguna arma forjada contra ti prosperará…Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová” (Isaías 54:17). Todo lo que Satanás trata de hacer para derribarte, ¡simplemente no funcionará! Aquellas grandes armas dirigidas hacia ti, se derretirán en la presencia del Señor.

En el idioma hebreo original, este versículo se traduciría así: “Ningún plan, ni instrumento de destrucción, ni artillería satánica que puedan empujarte o atropellarte, ya que serán eliminados”. Dios ha prometido destruir el ataque de Satanás sobre ti. La recompensa de aquellos que Le buscan diligentemente es el privilegio de convertirse en más que vencedores. “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37).

Durante 365 años, Enoc se libró de todo dardo de fuego. Él vivió en completa victoria hasta su último aliento. Él no se arrastró ni cojeó, ¡sino que salió en un resplandor de vida y gloria! “Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios” (Hebreos 11:5).

“Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás, y de temor, porque no se acercará a ti. Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá” (Isaías 54:14-15).

Donde hay justicia, hay paz. Serás librado de la opresión y del temor, porque nada les sucederá a los que andan en justicia. “Yo he creado al destruidor para destruir” (Isaías 54:16). Inclusive “el destructor” está bajo el control del Señor. Dios tiene el control sobre todas las armas de destrucción. Nuestra seguridad está en la justicia, encaminar con Jesús ¡y no debemos tener temor absolutamente a nada!
 

Download PDF

CREE EN ÉL PARA COSAS MAYORES

Gary WilkersonJanuary 19, 2015

Recientemente estuve hablando con un pastor en Irlanda, quien me hablaba de sus temores respecto al año venidero. Mientras él veía algunas dificultades en el horizonte, me encantó que me mencionara Hebreos 11:1. ¿Alguna vez lo leíste? Dice: “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Y luego me dijo: “Gary, tú sabes que el temor es que lo que se espera nunca suceda, ¿cierto? Y que lo que no se ve, se quede sin poder verse. En eso consiste el temor. Es una convicción dentro de ti. Creer que lo esperas nunca suceda. Ese es el temor y es un impedimento para lo que Dios quiere hacer en tu vida”.

Quiero pedirte hoy, antes que termine el día, que le pidas a Dios que te lleve a tener tal pacto con Él, que Su perfecto amor, Su obra de gracia en favor tuyo, eche fuera todo temor. Algunos de ustedes creen que cuando reciben el perfecto amor, ya nunca más sentirán temor. ¡No! Es Su perfecto amor y, de hecho, el Suyo es el único amor perfecto que existe, el que entra en tu corazón. Eres amado, eres aceptado, no necesitas ningún ídolo que te haga sentir bien contigo mismo. Una vez que esto sucede y tú entregas tu propia agenda, todo lo que quedará para ti serán las promesas de Dios para tu vida. ¡Aleluya, esas son buenas nuevas!

En Génesis 15:7 vemos que Dios sacó a Abram de Ur de los caldeos y le dio la promesa de “darte a heredar esta tierra”. Abram tenía a largo viaje por delante, ¡pero tenía la promesa de Dios!

Cuando tú tienes una promesa de Dios, el viaje vale la pena, amigo. Cuando tú tienes la promesa de Dios, Él está diciendo: “Vamos, hermano, Vamos, hermana. Vamos, hija. Vamos, hijo. ¡Créeme! ¡Ten fe!”

Si tú nunca tuviste fe antes, ten fe en Él, este año. Si has tenido fe, aumenta tu fe este año. Si tú créiste en Dios para cosas grandes, cree en Él para cosas mayores.
 

Download PDF

UN NUEVO FUTURO

Nicky CruzJanuary 17, 2015

La primera vez que hice mi compromiso con Dios, no tenía nada que darle excepto mi corazón. Yo era un pandillero arrogante y socialmente inexperto, un chico de la calle.

Fui a un instituto bíblico en California para enderezar mi vida, para alejarme de Nueva York y la vida de las pandillas. Aunque estaba en el instituto bíblico, no me interesaba convertirme en un predicador o evangelista. Con mi acento latino, no me podía imaginar que Dios me llamara a hacer tal cosa. De hecho, no me podía imaginar que hubiera algo para lo que me pudiera usar. ¿Qué de bueno tenia yo? ¿Qué cosa buena podría hacer para Dios? Yo estaba confundido y perdido.

Una noche estaba en mi habitación sintiéndome más perdido y solo que nunca. Tendido en el suelo, de espaldas y mirando fijamente al techo, comencé a orar: “Dios, ¿por qué tengo que sufrir tanto? ¿Qué quieres que haga? ¡Te amo, Dios, pero no sé lo que quieres de mí! Por favor, dame un sentido de dirección y paz. ¡Por favor, muéstrame lo que quieres!”

Durante horas estuve tendido en el suelo suplicándole a Dios que rompa Su silencio. De repente sentí una calma increíble en mi espíritu. Se apoderó de mí como una ola. Cerré los ojos y respiré hondo. Podía sentir la presencia de Dios y lo sentir hablando a mi corazón. "Nicky", le dijo a mi espíritu, "mi hijo, no te preocupes. No te he olvidado. Te he traído a este lugar con un propósito. Te he separado de tus amigos y de tu pasado, y ahora te estoy dando un nuevo futuro. Tengo planes para ti, Nicky. Necesito que confíes en Mí. Te voy a levantar como un evangelista. Voy a usarte para tocar las vidas de los jóvenes. Pero es necesario que tengas fe. Nunca te dejaré. Siempre estaré aquí a tu lado”.

Le dije a Dios lo mucho que lo amaba y lo mucho que quería a servirle. Pero cuanto más hablaba, más me daba cuenta que Él me decía: "Tan sólo confía en Mí, Nicky. Mantente fiel y te voy a mostrar lo que quiero que hagas. Tienes que escuchar y seguir cuando Yo dirija".

 

 

Nicky Cruz, evangelista internacionalmente conocido y prolífico autor, se volvió a Jesucristo de una vida de violencia y crimen después de encontrarse con David Wilkerson en la ciudad de Nueva York en 1958 La historia de su dramática conversión fue contada por primera vez en el libro “La Cruz y el Puñal” escrito por David Wilkerson y más tarde en su propio best seller “Corre, Nicky, Corre”.

 

Download PDF

PREMIADO CON LUZ

David WilkersonJanuary 16, 2015

Si caminas con el Señor serás recompensado con luz, dirección, discernimiento y revelación: un cierto saber! A medida que mueres a este mundo día a día, la luz se hace más brillante. Te diriges hacia el sol. Zacarías profetizó que Cristo vino a dar luz a los que habitan en tinieblas. . . a guiar nuestros pasos (Ver Lucas 1:79).

¿Estás bajo el hechizo de una especie de oscuridad o indecisión? “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12). “Todo aquel que cree en mí no [permanece] en tinieblas.”(Juan 12:46). “El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo” (Colosenses 1:13).

Puedes decir que amas a Jesús, pero tu vida demuestra que todavía estás caminando en la oscuridad: confundido, aturdido y caminando en la niebla! Cuando estás realmente enamorado de Jesús, conversando con Él, Él enciende la luz. No hay oscuridad en absoluto en Su presencia.

La peor oscuridad posible para la humanidad no está en el corazón de los líderes comunistas que odian a Dios, ni en los ateos que odian a Cristo. Más bien, está en la horrible oscuridad que ciega a los así llamados cristianos que rehúsan caminar en la luz.

Jesús advirtió: “Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas” (Lucas 11:35). Jesús dijo a los fariseos que un juicio cae sobre aquellos que pervierten o rechazan la luz: “Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados. Entonces algunos de los fariseos…le dijeron: ¿Acaso nosotros somos también ciegos? Jesús les respondió: mas ahora, porque decís: Vemos, vuestro pecado permanece.”(Juan 9: 39-41).

Como los fariseos, algunos cristianos piensan que “lo saben”, que están en la luz. Ellos dicen: "Veo." O, "Yo lo veo tan bien o mejor que los pastores o cualquier otra persona!" Deberían mirar su vida y hogar, y todos los problemas y confusión en sus corazones, y admitir: "Señor, no veo! Muéstrame! ¿Estoy ciego?”

Si no vamos a abrirnos a la luz pura y verdadera, entonces nuestro juicio sólo puede ser una luz falsa. Vuelve a caminar con Él, y Él expondrá toda la oscuridad y te restaurará a su luz pura.

Download PDF

EL GALARDON DE SU PRESENCIA

David WilkersonJanuary 14, 2015

Dios alcanzó a Enoc y lo traspuso en respuesta a su fe. Enoc ya no podía soportar la idea de estar detrás del velo, ¡él tenía que ver al Señor! Oró, creyendo que Dios contestaría su clamor de estar en Su misma presencia. Estaba tan "fuera de lugar" aquí en la tierra que le dijo a Dios: "¡Ven! No hay nada para mí aquí".

Piense en la manera en que los cristianos están despilfarrando lo que ellos llaman "fe". La que tienen es toda centrada en sí mismos, en sus necesidades, sus deseos y sus planes; y a menudo consiguen lo que quieren, pero eso sólo los hace más miserables. ¿Dónde están los Enocs que usan su fe creyendo en ser trasladados de las tinieblas diabólicas a las manos del amado Hijo de Dios?

Enoc no tenía Biblia, ni himnarios, ni profesores, ni al Espíritu Santo morando dentro de él, ni siquiera velo rasgado que le diera acceso al Lugar Santísimo. ¡Pero él conocía a Dios! Sin el reproche o la insistencia de un profeta, sin el ejemplo de otros, Enoc dispuso su corazón en seguir al Señor. ¿Por qué es tan difícil hacer esto hoy en día con todas las ayudas, las convicciones, las advertencias proféticas y los ruegos del Espíritu Santo? ¿No es un reproche para nosotros que Enoc se haya levantado por encima de esos días malos y haya caminado con Dios a pesar de la poca ayuda? ¡Hoy en día hay multitudes que no pueden caminar con Dios en victoria a pesar de toda la ayuda que Él les ha dado!

¡Enoc creía que Dios era galardonador de los que le buscan! “Porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” (Hebreos 11:6). ¿Cómo sabemos que Enoc creía que Dios era galardonador? ¡Porque esa es la única fe que agrada a Dios, y sabemos que Enoc le agradó a Dios!

Dios es un galardonador, un Dios que paga bien por la fidelidad. ¿Cómo premia el Señor a los suyos que son diligentes? Ha sido mi experiencia que cuando camino del brazo de Jesús, enamorado de Él, aparecen recompensas por todas partes. Todo lo que hago o tengo es bendecido: esposa, hijos, amigos y ministerio. Hay una vida de Cristo que fluye como un río poderoso. Sí, vamos a tener pruebas y tribulaciones. Pero a través de todo Él nos recompensa con manifestaciones de Su presencia.

 

Download PDF

LA FALTA DE VICTORIA

David WilkersonJanuary 13, 2015

Una de las grandes tragedias de esta generación y una de las mayores aflicciones de Dios, es que haya tantos cristianos que ¡no son verdaderamente felices! ¡Su falta de victoria en Cristo es aterradora! Muchos pasan repentinamente del frio al calor, una semana están bien y la próxima semana están mal. No pueden superar el miedo y la depresión los aplasta.

Algunos matrimonios también pasan del frio al calor. Un día todo está bien con el cónyuge, y luego al día siguiente se sienten miserables. Algunos días ni siquiera pueden hablar entre sí y piensan: “Bueno, se supone que el matrimonio es así. ¡No se puede esperar ser feliz y amoroso todo el tiempo!”

Pablo advierte de cristianos que necesitan “[escapar] del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él” (2 Timoteo 2:26). Esto describe perfectamente a muchos cristianos. ¡Satanás entra y sale de sus vidas a su antojo! No tienen poder o autoridad para detenerlo en la puerta de su corazón.

Algunos de los que leen esto pueden estar atrapados en una trampa diabólica. Pablo dijo que eso se debe a que te estás oponiendo (Ver 2 Timoteo 2:25). La palabra "oponen" en este versículo significa que has puesto una trampa para ti mismo. Rehúsas el camino que Dios tiene para librarte y darte la victoria. Te has opuesto a Sus caminos y has establecidos los tuyos. ¡Esa es la razón por la que estas atrapado!

Hay tantos que no han conocido la victoria en Cristo. ¿Es por esto que Cristo murió? ¿Para tener hijos que aun estén bajo el poder del diablo?. Dicen: “Entrega tu corazón a Jesús, pero tu voluntad al diablo” ¿Es este el testimonio cristiano al mundo? ¡Nunca!

Puedes echarle la culpa de tu infelicidad a la mala salud, no ser comprendido, o tener un compañero, jefe o amigo indiferente. De hecho, puedes echarle la culpa a lo que sea, pero la verdad es que no hay excusa para que un cristiano viva como un esclavo del demonio. Si el diablo juega con tus emociones y estás empeorando, no mejorando; si tus problemas son cada vez más grandes; si el miedo va en aumento y el gozo se está disipando; la tristeza se está arraigando, significa que ¡eres un cautivo del enemigo de tu alma, y estás siendo manipulado por él!

Debes reconocer la trampa en la que estás y buscar ser liberado. Si has estado sirviendo al Señor por más de unos pocos meses, debieses estar creciendo diariamente en la gracia y el conocimiento de Jesús. Tus victorias espirituales debiesen ser dulces y debieses estar seguro de su presencia constante.

Download PDF

LOS INMIGRANTES

Gary WilkersonJanuary 12, 2015

“Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se quedaron allí” (Génesis 11:31).

No sé qué clase de hombre era Taré, ya que se ha escrito muy poco sobre él. Lo que sí Sabemos es que Ur de los caldeos era una especie de tierra emergente, una tierra donde la prosperidad empezaba a arrasar.

Abram nació en esta tierra que se estaba volviendo pudiente. Era una tierra con un gran futuro y prometía ser un buen lugar para vivir. Pero por alguna razón el padre de Abram decidió que tenía que irse. No sabemos si fue a causa de la ambición de ir a algún lugar nuevo o para construir algo nuevo.

Génesis 11:31 dice: “Taré tomó” y ese “tomó” en hebreo significa “aferrarse”. Era una especie de apretar de los dientes y cerrar los puños diciendo: “Voy a tomar las riendas de mi futuro y voy a hacer de mi futuro lo que yo quiero que sea”, y hay algo muy peligroso en eso. No hay ninguna indicación de que Dios le haya dado una promesa acerca de la tierra de Canaán, sino que él tenía esta ambición.

El resultado final de aferrarse a este estilo de vida es siempre la segunda frase que vemos en este pasaje: “se quedaron allí”. Por alguna razón, cuando Taré llegó a Harán, hizo una pausa, y se quedó.

¿Alguna vez has hecho eso? “El viaje es demasiado para mí. La presión, la intensidad, siempre tratando de empujar esta piedra cuesta arriba”.
Cada vez que inicias algo en la carne, terminas haciendo lo que Taré hizo: Se estableció en Harán. No hay peor manera de pasar tu vida que conformándote con la mediocridad. Nada está más lejos de la agenda de Dios para tu vida que comenzar un viaje y, de repente, darte por vencido.

Siempre que nos aferramos a nosotros mismos, tomando cosas para nosotros, tratando de llegar a ser ricos, intentando ser famosos, tratando de tener éxito en nuestra propia energía, siempre terminaremos “quedándonos”. ¿Por qué? Porque estas sólo a medio camino de donde te dispusiste a ir.
“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33)

Download PDF

¡UNA FE QUE AGRADABA A DIOS!

David WilkersonJanuary 9, 2015

"Antes que [Enoc] fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios". ¿Qué era lo que agradaba tanto a Dios de este Enoc? Era que su caminar con Dios producía en él ese tipo de fe que Dios ama. Estos dos versículos no pueden ser separados: "Antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios. Pero sin fe es imposible agradar a Dios" (Hebreos 11:5-6).

A través de la Biblia y en toda la historia, los que caminaron con Dios se volvieron hombres y mujeres de fe. Si la Iglesia está caminando con Dios diariamente, constantemente en comunión con nuestro Señor, el resultado será un pueblo lleno de fe: Una fe verdadera que agrada a Dios.

Algunos conducen seminarios de fe, distribuyen cintas que sobre la fe, citan pasajes que hablan de la fe; todo esto para intentar producir fe en los oyentes. "La fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios" (Romanos 10:17). Pero Jesús es La Palabra. "La letra mata", dice la Escritura (2 Corintios 3:6), y sin la comunión íntima con Jesús, la letra produce una emoción muerta, egoísta y exigente, algo que no tiene nada que ver con la fe en lo absoluto; y Dios lo aborrece. La fe viene por oír Su Palabra y por caminar cerca de Él. Siempre debemos tener "puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe" (Hebreos 12:2). Este íntimo caminar con Dios hace falta hoy en la Iglesia. La fe es saber realmente quién es Dios. La fe es estar familiarizado con Su gloria y su majestad. Los que Le conocen mejor, son los que confían más en Él.

Muéstrame un pueblo que camina cerca de Dios, que aborrece el pecado, que está desarraigado de este mundo y que conoce Su voz, y veremos un pueblo que no necesita muchos sermones ni enseñanzas sobre la fe. No necesita saber los "10 pasos" para tener fe. La verdadera fe viene del mismo corazón de Jesús. Y será Su propia fe, no la nuestra, ¡la que crece y emerge de nuestros corazones!

El caminar de Enoc con Dios no valdría nada si no hubiera producido una fe correspondiente que haya estado en constante crecimiento: "Por la fe Enoc fue traspuesto" ¡Qué verdad tan increíble! Toda su fe se centraba en un único gran deseo de su corazón: ¡Estar con el Señor!

Download PDF